Dominación Financiera ¿Qué es?

Domina Financiera

A grandes rasgos, la dominación financiera es cuando la gente, por lo general hombres que actúan como “sumisos o esclavos”, pagan o tributan dinero a una mujer dominante, usualmente conocida como Dominatrix o “Femdom”. Hablamos pues, de un fetiche que es provocado por la necesidad de ser controlado en todos y por cada uno de los medios posibles. En este tipo de dominación femenina, el esclavo tributa dinero por propia voluntad, sin esperar nada a cambio y con frecuencia, la mujer dominante humilla verbalmente al hombre sumiso mientras él le rinde tributo.

¿En qué consiste la Dominación Financiera?

Algunos al escuchar la expresión “Dominación Financiera”, quizás lo asocien con algo relacionado a los negocios y la economía. Lo cierto es que su significado no tiene ninguna relación con esos términos en particular, aunque por supuesto involucra el pago de dinero. Hay que decir que muchos esclavos financieros tributan dinero sobre una base diaria o semanal, además de que también es común que compren regalos a su Dominatrix.

También es un hecho que estos esclavos financieros se encargan de liquidar las facturas mensuales de la fendom ya que en todo momento procuran que ellas vivan como unas princesas o como unas diosas, sin importar el sacrificio financiero que ello implique. La dominación financiera por consiguiente, consiste en ofrecer un tributo monetario a una mujer que trata al hombre como un esclavo sin ningún tipo de derechos.

Con frecuencia, la dominación financiera se complementa con un fetiche de chantaje, en el cual el esclavo es obligado a obedecer con total sumisión cada cosa que se le pide ya que de lo contrario la dominatrix pueda divulgar sus preferencias en la red o incluso publicar sus imágenes. La dominación financiera implica la transferencia de grandes sumas de dinero a mujeres en Internet por parte de hombres que tienen este fetiche.

Las cantidades varían, sin embargo en una relación de este tipo, una femdom puede llegar a recibir desde 30 dólares por semana hasta la mayor parte de las ganancias del esclavo. Llega el punto en que ella toma el control de todas sus finanzas y aunque esto parezca algo frívolo, dada la situación económica actual, en realidad ese es el punto clave. Para un esclavo, la dominación financiera simplemente consiste en que alguien lo domine económicamente, que controle sus gastos, incluso que le diga en lo que puede o no puede gastar su dinero.

El papel de la Femdom o Dominatrix

Un aspecto clave que es importante destacar de la dominación financiera es que de hecho no implica la existencia de relaciones sexuales, todo gira entorno al control económico. El papel de la Femdom o Dominatrix está muy claro: humillar o abusar verbalmente de su esclavo, nada de esposarlo a la cama o atarle una correa, no hay necesidad si quiera de conocerse en persona, la mayor parte del tiempo esta relación se mantiene por correo electrónico.

También hay que decir que la dominación financiera rara vez implica dolor físico o como ya decíamos, relaciones sexuales. En lugar de los látigos y las cadenas, el principal instrumento de dominación es la voz. La femdom humilla, manipula, seduce y chantajea a su esclavo financiero que en todo momento se muestra complacido por esta relación. Para la dominatrix, la clave está en ser capaz de escoger a la persona adecuada en el momento adecuado y asegurarse de conseguir algo de él también.

En consecuencia, muchas de estas relaciones son virtuales, se llevan a cabo a través de Skype, cámara web, correo electrónico, mensajes de texto o simplemente a través de la línea telefónica. La mayoría de la domina financiera aceptan tarjetas de crédito, tarjetas de regalo de PayPal, Amazon, además de dinero en efectivo y como se mencionaba, un gran porcentaje de los hombres a quienes les gusta que los dominen financieramente, no tienen ningún tipo de interés en las relaciones sexuales.

De hecho, se estima que la mayoría de los hombres que tienen este fetiche son “clientes de alto perfil”, ejecutivos, banqueros, magnates de los medios, abogados y en general hombres con mucho poder adquisitivo, personas que tienen mucho que perder, lo cual al final termina siendo una de las cosas que más les gusta y por la cual gastan enormes cantidades de dinero.

Una respuesta

  1. Por maria Publicado el 5 septiembre, 2016

    me gustaria ser dominatrix financiera alguien me puede explicar como lo hago?
    me gustaria vender mi ropa interior usada y dominar hombres sumisos.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *